jueves, 27 de febrero de 2014

Por fin.

Acabo de leer una noticia que empieza a reconciliarme con el CGPJ. Ha sancionado, eso si, con una sanción ridícula, a un Tribunal por no hacer su trabajo. 
Ojalá esto sucediese con más frecuencia, y algunos fueran reprendidos, aunque fuese en voz baja, por no cumplir la ley y adoptar las decisiones que mas a modo los vienen, sin más fundamento que su opinión corroborada por las torticeras interpretaciones de alguna sentencia del TS.
Todos sabemos que podemos econtrar una sentencia que se ajuste como un guante a nuestra intención.
Que cunda del ejemplo.

No hay comentarios: