viernes, 17 de enero de 2014

De nuevo...ahora Sevilla

Si, de nuevo tengo que volver sobre el mismo tema, os canso, pero, o hacemos algo, o asistiremos a la reedición de la caída del Imperio Romano.
La degradación es insoportable, apesta desde lejos aunque sólo cuando afecta a algún cliente de forma directa, nos vemos obligados a reaccionar con una indecible cautela para no perjudicar los intereses de nuestros clientes.
Pero lo de hoy es inenarrable. Es inasumible para quien ejerce la defensa de un imputado, debidamente personado en los Autos, que el Secretario Judicial te impida fotocopiar las Diligencias, porque te tiene que notificar un Auto, y hasta que no te lo notifique te hurta la posibilidad de tomar conocimiento de las actuaciones, de una forma ilegal, inconstitucional, arbitraria, prevaricadora y delictiva. El Secretario no es dueño de los Procedimientos, ni parte en los mismos, ni como acusación, ni como defensa, ni como instructor, ni como nada, su capacidad de disposición sobre los mismos en INEXISTENTE. 
Este asunto, desde el principio, ha sido un completo despropósito. Pese a estar, como he dicho, personados en forma con Procurador, desde el principio, no se nos ha citado para la práctica de ninguna diligencia, ni interrogatorios, no se nos ha dado traslado de las pruebas que, supongo, se han celebrado, o aportado o recabado, no se nos ha comunicado si las pruebas solicitadas por esta parte, al inicio del mismo, se han incorporado o no a los Autos, y sólo se nos ha dado traslado del Auto de Procedimiento Abreviado. Además de todo ello, las Previas, cuando el asunto debía haberse tramitado por Juicio Rápido, ha estado en la Fiscalía meses y meses, fuera de la posibilidad de tomar conocimiento de las mismas.
Todo esto ha sucedido en un Juzgado de Instruccion de Sevilla.
En estos momentos voy a proceder a formular la correspondiente queja, ante el Consejo General del Poder Judicial y ante el Ministerio de Justicia, sin descartar la posibilidad de entablar las pertinentes acciones penales contra los responsables de lo sucedido.

No hay comentarios: