viernes, 27 de septiembre de 2013

Y sin costas.

El mundo jurídico está del revés, si, completamente.
Te archivan delitos flagrantes, te cuelan impugnaciones de honorarios sin fundamento, te abren juicio oral por asuntos meramente civiles, y ya lo último (aunque sea bueno para mi cliente) te desestiman íntegramente una demanda sin condena en costas. ¿Tengo o no razón?.
Llevo casi 20 años pelando mis pies por los Foros de este país, y cada vez entiendo menos de qué va esto.
Cuando empecé, le podías dar al cliente una previsibilidad del resultado, en función de las pruebas y del Juez de turno, ahora es imposible, me resulta más fácil acertar el número del Gordo de Navidad que una Sentencia judicial.
Ya no se trata sólo de opiniones jurídicas, os juro que creo que estamos en dos vistas distintas. 
Se me viene a la cabeza lo de que no hay dos versiones iguales de un hecho, por la subjetividad intrínseca del espectador, pero cuando cuatro personas ven una cosa, y el único que ve otra es el Juez, algo falla. Está claro que son los Cuatro, el Juez es como el Papa cuando habla ex cathedra de un dogma, infalible.
Ya ni en Familia se resuelven todas las cuestiones de que habla la ley, sólo me falta, y creo que no tardaré en verlo, la broma que suelo decir a mis clientes sobre la previsión de la solución del caso:"yo no te puedo dar certeza de nada, ni siquiera de que vayas a divorciarte por mucho que tú lo quieras".

No hay comentarios: