jueves, 22 de noviembre de 2012

Y la justicia gratuita qué

Ayer hablaba de la injusta situación que crea el "tasazo gallardoniano", pero y qué va a pasar con los solicitantes del beneficio de justicia gratuita.
No me refiero a los que abusan del sistema, o quizá si, también a ellos.
Por lo que he leído y entendido de la odiosa ley, hay que acreditar al tiempo de interposición de la demanda que el
demandante es beneficiario de derecho, no solicitante. A mi no me vale ya, ante esto, que mi nombramiento provisional y el del procurador estén sobre mi mesa, además, tengo que tener a mi disposición la resolución de reconocimiento del derecho, esa que, a veces, llega, y en la inmensa mayoría de las ocasiones no. Y si tengo que demorar ocho meses la presentación de la demanda, lo haré, y si se perjudican los intereses del justiciable les recomendaré que reclamen a la rápida, diligente y eficiente Comision de Asistencia Jurídica Gratuita, la misma que acumula peticiones por miles, incluso por decenas de miles.

No hay comentarios: