miércoles, 21 de noviembre de 2012

Primera víctima.

Ya. Mañana entra en vigor la Ley de Tasas de nuestro incalificable Ministro de Justicia (porque como me ponga a decir improperios no acabo ni el dia del Juicio Final), y yo, una humile abogada de provincias, ya cuento entre mis clientes con mi primera víctima del sistema.
Por LexNet nos han notificado una Sentencia, con fecha 22, y es perjudicial a los intereses de mi defendido, dicho sea en estrictos términos de defensa, pero como gana 990 euros y paga 300 de pensión de alimentos, además de tener la mala costumbre de comer a diario, y pagar su alquiler, y no quería cargar a todos los españoles con el precio de su divorcio, AHORA no puede defender lo que es justo.
El Ministro debe hacer 1000 o 2000 años que no pisa unos Juzgados con justiciables dentro, y no sabe que lo que colapsa la Justicia no es la clase media reclamando, si no el abuso indiscriminado que de la misma hacen los "pleiteros" profesionales que gozan del beneficio de justicia gratuíta. Y esos van a seguir como hasta ahora, incluso se van a incrementar las solicitudes, ya que mucha gente normal, que podría haber accedido a ese derecho, han renunciado al mismo a cambio de un pequeño esfuerzo, que ya no se pueden ni podrán permitir.
He leido que el incalificable Subsecretario de Justicia decía que las tasas están avaladas por el Tribunal de Estrasburgo ya que son, y cito textualmente: "legítimas y constitucionales siempre y cuando respeten el principio de proporcionalidad en relación con la capacidad económica de los ciudadanos".
De verdad es proporcional al sueldo de una persona que gane 1500 € (ya no digo 900) que tenga que pagar más de la mitad de su salario mensual en una apelación.
Y eso es sólo la parte fija de la tasa, falta la variable, que, ya que son muy considerados, nunca excederá de los 10.000 euros.
Mi cliente es una víctima, para mi la primera de muchas, seguro, pero desde luego es profundamente injusto, ya que su juicio se celebró hace casi dos meses, y si Su Señoría hubiera tenido la decencia de cumplir la ley, y resolver cuando ésta le marca. mi cliente habría podido tener dereecho a la tutela judicial efectiva, ese INUTIL DERECHO CONSTITUCIONAL QUE LE HA SIDO HURTADO.

No hay comentarios: