jueves, 15 de noviembre de 2012

Noticia luctuosa.

Hoy, la mañana se presentaba como siempre, normal, rutinario, pero una noticia ha revuelto todo. Cuando algo así sucede el resto del día se ve afectado, de una u otra forma.
Te sobrepones apenas y sigues hacia adelante, hay que hacerlo, y el triste regusto te persigue si la mínima tregua.
Te imbuyes en el trabajo y cuando menos lo esperas, un frío trágico te recorre la espalda.
Es difícil comprender por qué suceden las cosas y mas aún los comportamientos humanos.
En cualquier caso la vida continúa.

No hay comentarios: