jueves, 29 de noviembre de 2012

Apelación gratis.

Los usuarios del Turno de Oficio no respetan nuestro trabajo y creen que formular un recurso de apelación es como meter carne en una picadora, y 1, 2, 3... y listo.
Hoy, cuando mañana es el 5º día, me manda, mi defendido, denunciante/denunciado en un Juicio de Faltas, el siguiente mensaje:"Tenemos que presentar recurso, duro y explícito. Cuando puedas me llamas". Así, literalmente.
Es una barbaridad, y nosotros, sufridos Letrados, con la obligatoriedad impuesta por la Ley de Justicia Gratuita, tenemos que dejar todos nuestros otros asuntos y correr a preparar ese recurso contra la Sentencia, y, o sacrificar nuestra vida familiar, o renunciar a nuestro descanso semanal, por que el justiciable beneficiario de mi trabajo, mis impuestos y mi cuota del CGAE, hasta el día antes, no decide que es imprescindible recurrir.
Este tipo de cosas es lo que colapsa el sistema judicial español.
Cualquier economista sensato te dirá que lo que "parece" gratis, presenta una tendencia de gasto infinita. Vulgo, si es gratis se abusa hasta la extenuación de los recursos disponibles, y entre ellos, del material humano, de nosotros.
Si el Sr. Ministro y sus secuaces, acólitos, cohorte, y asesores varios, en lugar de machacar a la clase media, decidieran cobrar una pequeña tasa a los beneficiarios del, antes conocido como, "Beneficio de Pobreza", y de paso recuperasen el nombre quitando la palabra GRATIS, seguro que recaudaban más de una manera constitucional, y ellos entenderían que todo tiene, además de un precio, un valor.

No hay comentarios: