lunes, 4 de junio de 2012

Recursos públicos

Esta mañana, para mi desgracia, he sido uno de los secundarios subvencionados con dinero público, en una farsa, cuyos actores principales han sido dos ciudadanos extranjeros cuya única aportación a las arcas patrias son sus bocas y los subsidios de desempleo. No han cotizado, no han aportado nada a nuestro PIB, pero nosotros, a cambio, les damos de sanidad a justicia gratis.
Y para rematar el esperpento, el compañero al que me enfrentaba, ha admitido que su cliente se iba a largar del país, y para eso, yo, personalmente, he estado trabajando durante meses y meses, así como el Procurador, la defensa y representación contrarias, los funcionarios del Juzgado, el Secretario y el Juez. Cuánto hemos despilfarrado para nada?.
Pero no sólo los foráneos malgastan y nos hacen malgastar los escasísimos dineros que hay, los propios, tampoco se rezagan en este aspecto. Una cliente, que se pagó su divorcio, se le ofreció un acuerdo increíblemente bueno para liquidar los gananciales de mutuo acuerdo, y para fastidiar a su ex, ha pedido un abogado de oficio para la formación de inventario y la liquidación de la sociedad conyugal..
Alguien debería poner cordura y coto a todo esto.

No hay comentarios: