jueves, 14 de junio de 2012

No se me ofendan

Soy, y vosotros debéis serlo también, consciente de que esta blog en mi válvula de escape para no amargar a nadie (mas de lo imprescindible) y para no provocarme una úlcera gástrica.
Sin embargo no querría que las generalizaciones se tomaran de forma personal, ya que ninguno de los que yo se que me leéis, ha sido sujeto pasivo de mis agrias diatribas.
Los que no me leen son los que me destrozan la paciencia.
Sirva este post de desagravio para aquellos que en algún momento se han sentido aludidos, y de enseñanza para los autores materiales de los despropósitos, ya que a falta de mejor medio para afearles la conducta, el derecho fundamental a la libertad de expresión, me permite hacerlo de forma indirecta.
Y ahora me preparo para terminar de ver el partido de España-Irlanda y para comenzar mi "vía crucis" personal con la maquinita en mi guardia que empieza a las 00:01.

No hay comentarios: