lunes, 12 de enero de 2015

Unos mas que otros.

La famosa frase de "Hacienda somos todos" está coja si no se le añade "pero unos mas que otros". Cualquier miembro de la sufrida clase media a la que pertenece la inmensa mayoría de los abogados de a pie, se pasa la vida adulta pagando impuestos. IBI, Rústica, Rodaje, sobre los Depósitos bancarios, transmisiones y actos jurídicos documentados y un largo etcétera de impuestos indirectos.
Cuando al final colgamos la toga definitivamente y la cambiamos por una vestidura de madera, nuestros herederos VUELVEN A PAGAR POR LO MISMO QUE NOSOTROS HEMOS ESTADO PAGANDO DURANTE AÑOS Y AÑOS.
Si por el contrario pertenecieramos a la clase baja, ese problema no nos afectaría, ya que no tiene bienes raices en propiedad, más allá del coche que es un objeto cuya depreciación es bastante rápida y no requiere de escritura para su transmisión.
Pero los realmente afortunados son los de la elite, que tienen todo en SICAVs y no tributan casi nada por todo.
La reflexión viene al hilo de que estoy con la declaración de herederos de mi madre.

No hay comentarios: