miércoles, 28 de enero de 2015

Porque yo lo digo.

Llevo meses peleando contra una Administración, y cada día que pasa, cada minuto que sigo en la brecha, mi convencimiento de que los responsables del Servicio, aprendieron el mínimo derecho administrativo para aprobar la oposición y no han vuelto, ni siquiera, a leer la ley desde hace varios años, va increscendo.
No es posible, que alguien, que a diario maneja la famosa Ley Régimen Jurídico de las Administraciones y del Procedimiento Administrativo Común, la Ley General Tributaria y sus respectivas disposiciones reglamentarias, se las pase por donde más le conviene, y se convierta en legislador, ya que decide hacer su propia ley, que se la traiga floja y pendulona la manera en que las normas establecen las reglas del juego, porque si las respetase, nada de lo que hace, o prácticamente estaría bien.
Yo  propongo, como medida para recortar nuestro ingente gasto público en determinados funcionarios, que, cada vez que un administrado presente un recurso o un escrito contra una de las resoluciones que emite, se le descuenten de los mil y muchos euros que cobra, cinco euros. La cantidad es módica y ajustada. A lo mejor, si se le toca el bolsillo se toma en serio lo que hace, en lugar de burlarse de la ley, de los reglamentos y de los administrados. 
Realmente estoy convencida de que nos toma por tontos, y que de leyes sabemos menos que ella, que igual es una administrativa "ascendida" por promoción  interna.   

No hay comentarios: