miércoles, 14 de enero de 2015

Autoridad y abuso.

Muchos funcionarios han presionado para conseguir que se les considere autoridad y así obtener una sobreprotección penal en determinados supuestos.
Otros, al socaire de esto, se creen fiscales y jueces en un solo cuerpo. Abusando acusan sin investigación y sancionan a la vez que amenazan con volver a sancionar.
Vamos, que trituran el derecho punitivo, la ultima ratio, hasta convertirlo en serrín.
Y siempre contra quienes se encuentran subordinados a ellos.
Principios del derecho penal: acusación fundada en pruebas, escuchar al acusado cuando le acompañe su defensa, castigar una sola vez la infracción y SIEMPRE respetar el derecho constitucional a la presunción de  inocencia.

No hay comentarios: