viernes, 16 de enero de 2015

Que te f...e un pez.

Cada vez que me tengo que enfrentar, como usuaria, a algún servicio, deseo ser ciudadana de una país de ética laboral calvinista.
Después de días esperando y tres días sin ADSL en el despacho con todos los inconvenientes, pérdidas de dinero, etc que ello supone, hoy, a las 9 de la noche,  me avisan de que mañana a las 10 de la mañana van a instalármelo.
Problema dos, hay que entrar en el cuarto de contadores del edificio, llamo al móvil de urgencias para que me lo abran mañana, y mi "amable administrador", que tiene establecidas como cuotas de comunero más de 100 € mensuales, me dice que el lunes, en horario de oficina. Le ofrezco la posibilidad de acercarme yo a recogerla y en lugar de eso, me reitera que el lunes. 
Tras esto, ya bastante molesta y muy enfadada, le pregunto si el presidente de mi comunidad tiene llaves del cubículo y atentos al impecable servicio prestado por el fulano de COMMNUNITAS BADAJOZ, que no sabe si el Presidente tiene llave. 
El cabreo ha sido indescriptible.
Si alguno de los que me leeis les conoceis, podeis ir anticipándole que en la proxima Junta de Propietarios va a tener mucho que explicar, y se va a encontrar con una bonita propuesta de destitución por incompetente, inútil, grosero y otros cuantos adjetivos calificativos de peor tono y gusto y aún más malsonantes, además de pasarle la minuta por el perjuicio profesional y monetario que se me causa por tener que cerrar el despacho dos semanas más por su culpa. 
Los fines de semana son sagrados para los administradores de fincas con nula ética profesional y a los que el diablo debería llevarse. 

No hay comentarios: