jueves, 13 de marzo de 2014

Reclamar y Terminar.

¿Qué hacer cuando no te dan todo lo que pides? Pues, como todo el mundo sabe, volver a pedir.
Eso es exactamente lo que voy a hacer yo, reclamar lo que los togados con puñetas no han percibido como debido, porque no se había terminado de pagar.
¿Cuantas veces hemos de trabajar y duplicar y triplicar el mismo trabajo, para obtener un resultado que era el coherente desde el primer instante?.
Además la tarde ha deparado el FIN, ahora ya si definitivo, de una causa que presuntamente terminó el 1 de febrero de hace dos años, pero que unos picapleitos (me niego a llamarles abogados) prepotentes y soberbios, se han empecinado en mantener artificial y artificiosamente viva.
Teníamos la razón, y dos años y 40 días después, la misma está negro sobre blanco y con membrete. A partir de ahora, y tomando como base el tiempo dado por la Magistrada Alaya a la ex Ministra para pagar/avalar 29 millones de euros, a estos habrá que darles DOS MINUTOS, ni uno más.

No hay comentarios: