jueves, 21 de marzo de 2013

Soluciones reales en Familia

Ya se que suele ser un tema recurrente en estos posts que yo me queje mucho de la regulación del derecho procesal de familia, incluso del derecho sustantivo.
Reconozco que el derecho es la última ratio, que está para solventar los embrollos que lían las parejas, pero lo cierto es que, muchas veces, enreda más la situación, en lugar de ayudar.
A veces hay que ser drástico, no se preserva el interés del menor, no se protege el favor filii por obligar a un niño, ni a cuatro niñas a ir con el progenitor no custodio.
En muchas más ocasiones de las que nos gusta, o estamos dispuestos a admitir, se perjudica a los menores por el buenismo imperante de que ellos "necesitan" relacionarse con su padre/madre biológicos divorciados.
La solución que se me ocurre es dedicar medios económicos y humanos para formar unos equipos multidisciplinares de apoyo a la Juzgadora que mientras se tramita el divorcio, cosa que dura varios meses, desde la admisión de la demanda, siga regularmente a la familia, se entreviste con profesores y pediatras, con abuelos y vecinos y, sin dar cuenta más que a la Juez, redactar un informe objetivo e imparcial, sin prejuicios.

No hay comentarios: