jueves, 26 de julio de 2012

Nimiedades

Hoy no voy a cansaros con un tema jurídico enjundioso, estamos rematando julio!.
Quiero comentar el uniforme de nuestros olímpicos, qué espanto!. Después de eso, nuestra endeble posición internacional en el mundo de la moda, se hundirá mas que el Titanic.
Ya he leído que es un furor de ventas, pero nadie admite que los compradores son reconocidos horteras, empezando por los anfitriones y siguiendo por los de Oriente medio o Europa oriental.
Cuando mañana salgan por el túnel de acceso al tartán del estadio olímpico, yo me sonrojaré de vergüenza y me pondré amarilla del soponcio.
Lo mejor que podían hacer los electores de tan bochornosa equipación es tener la gallardía de ponérselo y pasearse por Los Colorines.
Para completar la risión, vemos en el
Palco a SS. AA. RR. los Príncipes de Asturias, él con pinta de domador de circo XXL de alto y ella de corista de los ballets del Ejército Rojo.
Así no habrá manera de que nos tomen en serio.

No hay comentarios: