domingo, 8 de julio de 2012

Descontrol

El mes de julio es, para mi, de completo descontrol, agotada por el cansancio, con mi hijo a todas horas en casa, mi doméstica de vacaciones y con todo por rematar.
Ni siquiera el blog se libra. No puedo llegar a cada cosa a tiempo. Y además es probablemente el momento del año en que menos ocasión tengo para pensar y ver de que tema hablar.
Es verano, lo entendéis, verdad?

No hay comentarios: