miércoles, 8 de julio de 2015

Zas... en toda la boca

El escrito de hoy, sin violencia fisica, ni verbal, sin siquiera acritud, se ha convertido en eso.
Hace meses insté una ETJ dineraria, a lo que me respondieron con una ETJ de hacer, y como determinados servicios publicos, y me refiero a los Puntos de Encuentro Familiar de esta ciudad,  son el mayor desatino sobre la Tierra en su ejecucion y gestión,  mi cliente ha recibido hoy un Auto desestimatorio de la Oposicion a esa Ejecución. Y todo ello porque llevar a un crio allí y que los técnicos decidan no entregarlo al otro progenitor, ni sean capaces de defender su criterio en un Informe y en cambio opten por expulsar a la famillia del programa, es culpa del que lleva al niño.
Pues dado que la ETJ está viva, ya que cabe recurso de apelación, le hemos mandado a Su Señoría un precioso escrito ilustrándola sobre la imposibilidad de ejecutar tan bonito Auto desestimatorio, pues el día antes de dictarlo, el Juzgado de Guardia impuso al amantísimo pater familias y también mediante Auto, una preciosa Medida Cautelar de Alejamiento a 500 metros del chaval.
¿Y ahora nos vas a deducir testimonio por desobediencia? , ¿o se verá obligado a limpiarse sus atributos cuelgagafas con su Resolución? ¿O dará un toque de atención a esos estupendos auxiliares de cumplimiento de las medidas acordadas en sus Sentencias que ni saben hacer su trabajo, ni son capaces de defenderlo ni tienen la mínima idea de lo que es o para que sirve un Punto de Encuentro Familiar?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Así me gusta, buscando soluciones donde aparentemente no las hay.