lunes, 6 de julio de 2015

Buen acuerdo a costa de....

Los abogados tenemos mucha mala fama, sobre todo la de anteponer nuestros intereses a los de nuestros clientes, y eso no es ni bueno ni malo, es simplemente MENTIRA.
Con los dedos de una mano puedo contar los que no practican esta máxima en mis más de veinte años de ejercicio.
Y hoy, una vez más, me ha tocado a mi, hacer aquello a lo que me comprometí cuando juré como Letrada en mayo de 1994. Defender los intereses de mi cliente, del Turno de Oficio, por encima de cualquier cosa, y lo he conseguido. Hemos llegado a un acuerdo en donde, al final va a ser indeminizado, de forma contante y sonante, con el 85 % de lo que reclamabamos, y en un plazo de 24 horas, por ingreso en cuenta. Ahorrándose meses de espera, la incertidumbre de una sentencia, la firmeza y la ejecución de la misma.
Cual ha sido el coste de esto, que tanto el procurador como yo, ya hemos cobrado todo lo que podríamos cobrar, la primera parte de la compensación de la justicia gratuita.
Pero esta noche, yo dormiré como una reina, con la satisfacción del deber cumplido y con la tranquilidad de deshacerme de un cliente que no me gustaba.

No hay comentarios: