lunes, 4 de febrero de 2013

Novedad.

Por primera vez en mi carrera profesional me voy a enfrentar al reto de transmitir lo que se, lo que he aprendido. Debería convertirme en un buen modelo a imitar, aunque se que no estaré a la altura.
Me gustaría poder hacerle ver mi pasión por nuestro trabajo y que sea capaz de odiarlo y amarlo a partes iguales, como hago yo.
Y me encantaría que no cometiera ninguno de mis errores, que ponga distancia, la justa, con los resultados, pero que se implique lo suficiente por comprender que trabajamos con personas.
Hay expedientes, pero detrás está, siempre, un ser humano que siente, cada cosa, por ser "su" problema.
Sólo al final sabremos si he conseguido alguno de mis objetivos.

No hay comentarios: