miércoles, 13 de mayo de 2015

Cabezonada.

Hay ocasiones, como hoy, en las que tienes la sensación de que los contrarios, pese a la Sentencia dictada, se empeñan en continuar tratando de ganar lo que han perdido.
Desde el año 2009 ha hecho lo bueno, lo malo, lo legal y lo ilegal, para salirse con la suya. Se inició el procedimiento judicial en 2011, hasta mayo de 2014 no se dictó sentencia. No cumplían la sentencia, se pidió la Ejecución, la han retrasado para fabricarse una chapuza por un tercio de lo presupuestado y sin atenerse a los informes periciales. 
Quiere ganar a toda costa, por cabezoneria, porque mi cliente es una persona humilde que no puede quedar por encima de ellos, que son abogados, procuradores, etc, gentes de postín, según su propia interpretación decimonónica. Incluso ha intentado que mi cliente le compre, a precio de nuevo, la ruina por ellos provocada y origen de este asunto.
El resultado es que mi cliente y su familia, por su culpa, desde el año 2007 no pueden vivir en su casa.
Y sigue dando problemas. 
Y lo mas triste es que no tiene que arreglar lo de mi cliente, es lo suyo lo que debe rehabilitar para no causar más daños.
Dan ganas, muchas ganas de recordarles, a esos presuntos profesionales del derecho, que las sentencias están para cumplirlas, no para acatarlas como dicen los políticos.

No hay comentarios: