martes, 17 de marzo de 2015

Otra más.

El/la pollito del otro día, es téntigo y pertinaz. En mi humilde opinión, además de andar escaso/a de cualquier conocimiento jurídico, tanto material como procesal, en su olímpica soberbia se cree Perry Mason y se siente en el ineludible deber de perseverar en sus meteduras hasta el infinito y más allá.
Dios, nadie es capaz de poner un tapón en la boca, o en su defecto tachuelas con la punta hacia fuera en su teclado, para que los demás podamos seguir ejerciendo la Abogacía sin el temor a acabar imputados por un asesinato...
Como se dice en mi familia «si preguntan por coles, en mi casa venden nabos», no se entera de nada, no tiene la más remota idea de que va esto, y sin embargo, amenaza con ejercitar acciones por presuntos delitos, sin haber pensado que un divorcio es sólo eso. Todo lo demás se ventila en otros procedimientos. Que no hay disolución del régimen económico matrimonial hasta la sentencia firme de divorcio y mientras, si ese es el que rige, todo son gananciales.
Y sobre todo se le escapa que, existe una cosa llamada nulidad de actuaciones, además de los recursos pertinentes.

No hay comentarios: