lunes, 30 de marzo de 2015

Escasa entidad.

Me he pasado prácticamente todo el día dando vueltas a esa expresión, como de si un mantra milagroso se tratase.
Si resulta, lo será y de cinco años podremos bajar a la pena inferior en grado, que no es poco. 
Mi defendido tiene 16 ó 17 folios de antecedentes penales desde 1988 (lleva más tiempo que yo en esto).
Cuando me enfrento a una calificación fiscal, muchas veces me pregunto, si yo lo he visto ¿ellos nos? ¿cómo es posble? Y llego a la conclusión de que verlo lo ven, pero lo obvian para tener margen de negociación y conseguir una condena segura.
A los Jueces de Instrucción, alguna vez, dada su obligación, según la Ley de Enjuiciamiento Criminal, de buscar lo bueno y lo malo, se les podría ocurrir devolver esos Escritos de Acusación Provisional desproporcionados a sus autores y que se ajustasen a los hechos y las pruebas. 
Como eso no ha sucedido ni sucederá nunca, tenemos que seguir ayudándoles a conseguir condenas fáciles. 

No hay comentarios: