viernes, 5 de diciembre de 2014

Ysabel II

De un tiempo a esta parte, nuestros clientes, sobre todo del Turno de Oficio, han dejado de tener nombres como Carmen, Luisa o Soledad, para llamarse Ysabel II, Séfora, Samara, Nazareth, sin contar con la Yenny,  y la Vane, dos clásicos donde los haya.
Y los nombres de ellos tampoco tienen desperdicio, Jonathan, Yonatán, Jhonatan (variaciones sobre un mismo tema), Cristofer, Krystopher, (mas de lo mismo) Izan, y así todos.
Lo mejor es que no todos son extranjeros, muchos son directamente P.I.B.
Claro, luego nos pasa lo que nos pasa, que la risión está asegurada en los despachos.
Esta mañana yo no sabía si estaba ante Su (octogenaria) Graciosa Majestad o ante la madre de Alfonso XII, aunque, después me recordaron que podía ser una de las protagonistas de La Casa de los Espíritus de Isabel Allende.
A lo largo del juicio, hemos tenido a T II de Alburquerque, M I de Pardaleras, en fin, que nos lo hemos pasado en grande a costa de algo tan nimio como un nombre, se notaba que era viernes prepuente.
FELIZ DESCANSO A TODOS.

No hay comentarios: