jueves, 4 de diciembre de 2014

Desamparo.

Esa es la sensación que embarga a muchos Letrados cuando sus pares les desprestigian ante todo el mundo jurídico, cuando deciden que por horas de trabajo, asistencia de declaraciones, desplazamientos y escritos varios, deciden que 100 € es suficiente pago. Eso cobra mi asistenta. por 12 horas de trabajo al mes, sin titulación y sin responsabilidad, y nosotros, por el triple de horas de trabajo, con veinte años de formación académica, y otros tantos de experiencia profesional. Eso si, los derechos de informe, esos, valen 126 €, coño, su trabajo vale mucho más que el mío, con mucho menos tiempo de dedicación, sin asistencia a declaraciones, sin estudiar, preparar y fundamentar escritos a los Juzgados, y por supuesto, sin tener en cuenta los años que han pasado desde el asunto (aproximadamente 10, para que el demonio no se ría de la mentira) y sin molestarse en saber que el mismo impugnante hace cuatro, pagó la minuta completa por un asunto idéntico a la misma Letrada contra el mismo denunciado, la TEORÍA DE LOS ACTOS PROPIOS ni les suena... 
EL problema, probablemente reside en que NADIE pregunta al Letrado impugnante ni al Letrado impugnado, sólo se remiten papeles del Juzgado y a partir de ahí, deciden si has de cobrar mucho poco o nada, porque en estos casos, además de trabajar, tengo que pagarles por no cobrar. 

1 comentario:

ESTUPEFACTA dijo...

Estoy contigo. Es una pena. Yo ya he llegado al punto de aceptar la reducción de minuta "totalmente injusta" que me solicitaba el compañero contrario.