miércoles, 14 de diciembre de 2016

Herencias y herederos.

Ayer era martes y 13, y aunque no soy supersticiosa en ningún grado, por respeto, a los que si lo son, decidí no escribir, es broma, simplemente no tuve ni tiempo ni ganas de hacerlo.
Si los abogados, a veces, tenemos sentido del humor, aunque os pueda resultar chocante, los encorbatados togados haciendo chistes.
Lo que no es gracioso, se mire por donde se mire, es que unas adjudicaciones de una herencia se hagan empezando por el final, es decir, primero se sabe cuánto se le quiere dar a un determinado heredero, y a partir de ahí, cuadramos las cuentas, empezando por el avalúo de los bienes, con la colaboración inestimable del gestor de finado, siguiendo con las componendas del contador-partidor, y terminando con la aquiescencia del notario autorizante de la Escritura.
Si se tratase de 300 €, la cuestión carecería de relevancia, cuando hablamos de millones de euros en herencia yacente, la cosa no tiene maldita pizca de gracia.
Todo lo anterior, por supuesto, a favor de unos herederos y en contra de otros.
Ahora toca lo importante, empezamos por la acción civil o por las acciones penales, porque hay para ambas y para todos.

1 comentario:

Marc dijo...

Mucha suerte en ambas acciones! Seguro que tienen a la mejor abogada que defenderá sus intereses de la mejor manera