lunes, 8 de junio de 2015

Reposición o TEA

 Después de más de un año luchando, argumentando, rebatiendo, acreditando, y con la terrible sensación de que han estado jugando conmigo como dos gatos con un ratoncillo, se permite el lujo de volver, por enésima vez a hurtarnos la información obligatoria sobre los beneficios de haber aceptado su propuesta.
Las dos opciones son o pagar, con la certeza de que la prepotente Administración instructora se ha cachondeado de nosotros, abusando de su posición al ser juez y parte, o presentar mas batalla con la certeza de que siguen siendo juez y parte y seguirán abusando de su posición, aunque bajo la excusa del bien común.
La última posibilidad es recurrir ante los Tribunales de lo Contencioso, los cuales, debido a la pleitesía que rinden a la Administración a la que deberían controlar, como dice la Constitución, se dedican a darle invariablemente la razón, así nadie se tiene que complicar la existencia.
Es duro, dedicarse a esta profesión teniendo la certeza absoluta de que a NADIE le importa un maldito rábano la justicia.

No hay comentarios: