jueves, 16 de abril de 2015

Aburrimiento profesional

Llevo una temporada más irregular que el guadiana, cuando lo normal había sido, durante años, la regularidad de los monzones.
Todo se explica, y no sólo por #T y la Brigada, también y fundamentalmente porque mi vida jurídico-profesional no está aburrida,está lo soguiente.
Lo único chusco que ha pasado es que tengo sobre la mesa un escrito de calificación de un presunto Spiderman, un chorizo de poca monta que escala tejados y paredes y se cuela en propiedades ajenas, cuyo botín ha sido más que exiguoy que con un desparpajo admirable le dijo a la Juez de Instrucción, durante el interrogatorio tras la detención:"¿Cómo voy a hacer yo todas esas cosas que dicen que he hecho si no puedo con mi cuerpo". Mis carcajadas al leerlo aún las siguen oyendo en el bloque. 
Tras esto nos acercamos a verle al centro penitenciario, y la verdad es que está hecho polvo, pero entre pequeño y con pinta de ágíl, la verdad es que no coló. Luego visto su historial médico, puede tener razón, porque excepto de las orejas, está pachucho de casi todo, con una minusvalía reconocida del 53 %, pero ninguna de sus afecciones tiene que ver con la musculatura......ya veremos cuando llegue el Juicio Oral.

No hay comentarios: