miércoles, 28 de octubre de 2015

Ufffff una semana

Desde hace una semana no aparecía por aquí. Mucho tiempo, que a mí, se me ha ido en un tris. 
Entre viajar y aprender, practicar el koala y los achuchones individuales y de grupo y trabajar de lo mío, casi no he tenido tiempo, pero vayamos por partes.
El viernes tuve el inmenso placer de participar en el Seminario de Técnicas en Defensa de la Justicia, en la Fundación Internacional de Derechos Humanos. Las clases, impartidas por tres excepcionales ponentes Jaume D'Urgell, Sara Molina y Susana Gisbert, me proporcionaron nuevas herramientas y conocimientos para seguir luchando desde las redes sociales por la Justicia. 
A ello se unió el incomparable placer de compartir pupitre con amigos muy queridos a los que, por desgracia, no puedo abrazar tanto como desearía.
El resto del fin de semana fue un no parar de reír y disfrutar, de compartir y descubrir, de  gozar de la compañía de esos amigos.
La vuelta a la cruda realidad del trabajo y los papeles, de los recursos y las impugnaciones, ha sido un poco más fácil gracias a todo lo que me traje en mi mochila emocional, sentimental y física, mis libros nuevos (de Su y de mi Princesita) mis tacones, mi pulsera, y nuestro boli, las tres cosas de lunares, las conversaciones y el agua caliente, la bica y "mi Amoll".
Todo ese bagaje me ha recargado la pila para seguir otra temporada, pero ¿para cuándo él siguiente?

No hay comentarios: