martes, 17 de mayo de 2016

No les da la vida...

Nadie mas interesado en conseguir apoyos para sus posiciones que el Ministerio Fiscal, cuando las cosas no son como ellos desean.
Ahora están en pie de guerra porque, como a todos, el atropello de la instrucción en seis meses les ha pillado con el paso cambiado. Llevan décadas empleando semanas para plazos de tres dias y eso ya no es posible, pues o se concluyen todas las diligencias en medio año, o mediante el recurso de la especial complejidad, consiguen, para cosas menores hasta año y medio.
Desde el 7 de diciembre de 2015 tenían plazo hasta el 7 de junio para acusar o archivar miles de causas penales pendientes y no les ha dado tiempo....
Ahora piden ayuda para que esa agilizacion pretendida se suspenda, porque muchos de ellos no han hecho sus deberes a tiempo, y no me refiero a las macrocausas. Lo que les agobia es el trabajo común, la cotidianeidad del robo, de la pequeña estafa, de la violencia doméstica o de género que requiere de Informes o Periciales. Lo disfrazan con los corruptos, cuando el problema es otro.
Si no son capaces de pedir y revisar todas las diligencias de instrucción que se pueden practicar en 180 dias, ¿cómo han podido pretender alguna vez encargarse de la instrucción de las causas?
Ahora llaman a todas las puertas, letrados incluidos, para que digamos que tienen razón y así no se puede hacer justicia, pero ¿Es justicia que un Fiscal se quede en su despacho mientras en el Juzgado del pueblo se toman declaraciones en presencia del Letrado? ¿Es justicia que se opongan a los argumentos esgrimidos en un recurso de apelación que aún se ha presentado? ¿Es justicia que en vez de defender la legalidad, se dediquen a acusar sin pruebas?
Eso también deberían planteárselo. 

No hay comentarios: