lunes, 16 de mayo de 2016

Mucho tiempo

Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que me senté ante el teclado para escribir en mi bitácora.
¿He tenido cosas para contar en estos meses?, las he tenido, pero, la mayor parte de las veces por pereza, y otras por una nueva prudencia que parece adornarme, las he terminado dejando en el tintero.
Algunos de mis lectores me han hecho ver lo equivocado de mi silencio, y como lo prometido es deuda, retomo mi costumbre de intentar escribir con cierta frecuencia.
En estos meses, por desgracia, pocas cosas han cambiado, y ninguna para bien, ni en la Justicia en general, ni en los Juzgados de Badajoz y provincia en particular.
La falta de interés, la propensión a hacer de los procedimientos judiciales una producción en cadena, sin entrar a la artesanía intrínseca que precisan cada Autos concretos, no ha sido sustituida por buen criterio y leal saber y entender. Los automatismos, de toda laya y jaez, se han instalado en los foros.
En unos prescindimos de fiscales, cuya presencia es preceptiva, en otros incurrimos en nulidad de actuaciones por las prisas, tomando declaraciones con indefensión del investigado, o bien procedemos a detener y enjuiciar a quien se encuentra en su vehículo, sin ninguna razón, ni indicio delictivo alguno.
Como se comprueba, razones para escribir no han faltado, voluntad y falta de tiempo para hacerlo si, aunque prometo enmendarme.

No hay comentarios: